Actualidad

¿Cómo es el nuevo Alfonso XIII?

Construido en 1929, el Hotel Alfonso XIII de Sevilla fue sometido a un importante proceso de restauración hace unos años, lo que supuso un gran reto para Quadrature: la delicada tarea de restaurar y modernizar el edificio preservando al mismo tiempo el carácter histórico de la arquitectura.

Ubicado en el centro de Sevilla, el hotel se encuentra junto al imponente palacio del Real Alcázar y la Catedral. Diseñado en el popular estilo neomudéjar andaluz, la arquitectura combina elementos del arte árabe y cristiano. Casi un siglo después de su inauguración, las autoridades locales decidieron que había llegado el momento de renovarlo, pero de tal manera que conservara totalmente su carácter histórico.

Restaurar un monumento es todo un reto

La restauración del Hotel Alfonso XIII supone todo un reto, pero también representa una gran responsabilidad ya que se considera un monumento y uno de los lugares más hermosos y magníficos en los que descansar de la capital andaluza. Por ello, era necesario realizar la mayoría del trabajo a mano, con sumo cuidado y precisión. La restauración se llevó a cabo tanto en el interior como en el exterior.  Las obras afectaron a la estructura, las plantas y los elementos decorativos, entre otros, y se dio mucha importancia a la utilización de los materiales adecuados, así como a la substitución de elementos, instalaciones y accesorios. Un buen ejemplo de ello es la retirada y substitución a mano de los azulejos dañados al igual que el refuerzo de la estructura del edificio con elementos de acero. También se han renovado por completo los techos y el aislamiento del hotel. Se ha prestado una especial atención a la restauración o substitución de los exclusivos suelos de mármol. Se han pintado las paredes con elementos decorativos y las puertas de madera han sido restauradas o reconstruidas, protegiéndolas también de las posibles influencias externas. La renovación supuso también la remodelación del gran salón de baile y de todas las instalaciones del edificio, además de la demolición estratégica. El cometido de Quadrature incluía también la conservación de todos los elementos únicos del edificio, como molduras decorativas, chimeneas, cristales y tapicería.

Como resultado de ello, el Hotel Alfonso XIII no solo ha sido modernizado y mejorado desde el punto de vista de su funcionalidad, sino que también se ha adaptado a la nueva normativa de edificación en vigor. Al mismo tiempo, se ha conseguido preservar su carácter histórico.

El opulento estilo andaluz

Como era de esperar, el edificio del hotel suscita una considerable atención con sus imponentes torres, arcos árabes y ventanas de estilo renacentista. En el interior, destacan especialmente los azulejos de cerámica pintados a mano, los muebles de madera tallados y los suelos de mármol, todos ellos con la inconfundible firma del arte andaluz. Las 151 habitaciones han sido diseñadas en función de uno de estos tres estilos: morisco, castellano o andaluz. Hay también tres apartamentos originales. La Suite de los Reales Alcáceres ofrece interiores cálidos en los que se respira cierto aire de misterio, con vistas a los jardines y fuentes del Real Alcázar. La Suite Torreón dispone de una terraza privada con vistas al torreón del hotel. Y la Suite Real, con vistas a Sevilla, que cuenta con antigüedades decoradas a mano, incluyendo un bargueño, un mueble de madera renacentista con incrustaciones de madreperla.

El hotel ofrece también una amplia gama de opciones gastronómicas. Los visitantes pueden disfrutar de dos restaurantes. El primero es un restaurante español, Bodega Alfonso, que dispone de una terraza con una hermosa ubicación y, el segundo, el restaurante San Fernando, ofrece platos andaluces. También hay dos bares a disposición de los clientes. Uno de ellos es el bar Taifas, situado a proximidad de la lujosa piscina. En el segundo, que ofrece un llamativo interior inspirado en el estilo morisco, se sirven cócteles y platos mediterráneos.

El Hotel Alfonso XIII dispone de un bonito y amplio salón de bailes, el Salón Real, con capacidad para 500 personas y acceso a la terraza y a las vistas de los jardines del hotel. Merecen especial atención los elementos de cristal y las puertas de hierro forjado, inspirados en las catedrales andaluzas.

El nuevo Alfonso XIII es la quintaesencia del estilo y la hospitalidad de Andalucía. El hotel es moderno, pero nos permite al mismo tiempo comulgar con el espíritu de la rica historia local en la que se combinan diferentes estilos y épocas. Aunque solo se hospede una noche en este lugar, se llevará un recuerdo inolvidable de su estancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *